No es una pesadilla, Tú eres real

Como puede uno entregarse tanto a una me persona y que esa sea la señal de que se acerca tu propia destrucción, y si me entregue tanto a ti y luego con el tiempo sentí como si me fuese puesto una soga al cuello.

Como si quisiera salir corriendo pero me faltaran las piernas para hacerlo, como si de desayuno bebieras un jugo de amargura que te daba energía para que discutiéramos todo el día.

Comencé a soñar con que moría, con que una ola de agua me llevaba arrastrada y mientras yo misma escuchaba mis gritos desesperada. Me levantaba tu voz, diciéndome que fue un sueño. Pero luego en la vida real era así, solo que tu voz no estaba ahí para mi. Tus ojos ya no brillan, están rojos y solo reflejan desprecio.

Faltan los te amo y sobran los ya no te quiero, los halagos se han perdido y los defectos han cobrado mucho más sentido.
Haz llegado a decir que no soy la mujer de tu vida, como si supieses con exactitud quien lo es.
Me haz faltado cuando más te he necesitado, no he podido correr a tus brazos los tienes cruzado.

No he podido caminar de tu mano pues dices que no estás acostumbrado.
La simpatía se ha perdido y todas las sonrisas me haz negado, ya no hacen falta las excusas para sentir un rechazo.
He dibujado una vida a tu lado y tu me haz entregado un papel en blanco, no es a mi a quien quieres para una vida entera.

Hoy estas y se que al despertar ya no estarás, lo más cercano que he tenido a ti ha sido tu cuerpo cuando vamos a dormir, estás allí sin decir nada y inconsciente no puedes bloquearme. Luego despiertas y allí vamos una vez más…

Me haz dicho mil veces que te quieres ir, hablas tan mal de mi que aún no se que te hace seguir aquí.

Te admito que también me quiero ir pero no se como salir.

Cesta de compras
0
Me encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x