Muchos lamentablemente no sufrimos del síndrome de desparpajo, y también son muchas las historias que no nos atrevemos a contar, que no hemos querido admitir y simplemente hemos echo a un lado, tanto que nuestro cerebro es capaz de bloquearlos como si esto nunca hubiese pasado.

Como si te invitara a un café o una copa de vino, lo que te guste mas, en esta cita tu no sabes mi nombre ni yo el tuyo.

Vamos a desnudar nuestras mentes, pensamientos y sentimientos, tanto tu como yo estaremos al descubierto, no poder juzgarte ni tu a mi.

También me he sentido así, compartir es vivir. Y compartir sin decir nuestro nombre es darle vida a nuestro ser que aun no se atreve.

Te invito un café, y tú me invitas una historia.

5 7 Votos
Califica el artículo

Deja un comentario

4 Comentarios
Most Voted
Newest Oldest
Inline Feedbacks
View all comments
María José Orellana
María José Orellana
3 months ago

Es la primera vez que visito tu blog y me ha gustado mucho su diseño y contenido.
Alguien sufriendo por el término de una relación amorosa? Lo más triste de terminar es saber que era una relación muy linda y se acabó porque una de las partes necesitaba un tiempo a solas para pensar y decidir qué quiere para su futuro ?

gene
gene
8 months ago

♥♥

Génesis Gutiérrez
Génesis Gutiérrez
10 months ago

❤️ ? ?

Sarah Güin
Sarah Güin
10 months ago

El mejor blog que puedan leer en sus vidas, nos ayuda a avanzar y sentirnos queridos con nosotros mismos ?